Lavar las sábanas de tu cama adecuadamente es muy importante ya que las sábanas recogen tejido muerto de nuestra piel, pelo, moho, hongos y bacterias, además es  beneficioso para tu cuerpo y tu mente. Las personas duermen mucho mejor cuando sus sábanas están limpias. No hay nada mejor que la sensación de cubrirte con sábanas limpias. Aun así, se trata de una verdadera labor doméstica. Lo más conveniente hacerlo con frecuencia, se recomienda una vez a la semana. Si cuidas bien tus sábanas, podrás hacer que duren mucho tiempo.

 

Toma nota de estos consejos:

  1. Deja las sábanas en remojo un día antes en una cubeta con agua y una taza de vinagre blanco
  2. Al día siguiente, coloca las sábanas en la lavadora sin otras prendas, sólo sábanas pero que sean pocas para que se limpien mejor. Nunca laves sábanas junto con toallas ya que estas sueltan pelusas que se adhieren a las sábanas y además las desgastan
  3. Escoge el ciclo adecuado;Si tus sábanas están muy sucias, escogerás un ciclo diferente al que escogerías si solo estuvieran un poco sucias. Si siempre escoges el ciclo más fuerte, tus sábanas se deteriorarán con más rapidez. Selecciona un “ciclo para sábanas” si tu lavadora cuenta con dicha opción. Si no cuenta con ella, emplea el ciclo normal o el de prendas de colores.
  4. Usa una configuración de agua tibia para el lavado normal. Si las sábanas están muy sucias, puedes usar una configuración de agua caliente para eliminar más gérmenes. No uses temperaturas calientes con frecuencia, un ciclo caliente desgastará tus sábanas con más rapidez, se recomienda solo en caso de haber tenido un resfriado recientemente.
  5. Usa un poco de jabón Irex previamente rallado y disuelto en agua caliente.
  6. Agrega una taza (240 ml) de vinagre durante el ciclo de enjuague, eliminarás todo rastro de detergente en las sábanas y quedarán muy suaves
  7. Seca tus sábanas en un tendedero blancas en el sol y las de colores en la sombra.

Si cuidas bien tus sábanas, podrás hacer que duren mucho tiempo.